miércoles, 27 de abril de 2011

CROTALUS HORRIDUS (Crotalo Horrible - Serpiente de Cascabel)

MENTALES
** 1 Delirio locuaz, con deseo de escapar de la cama; con gritos; durante las convulsiones; con la cefalea, con ojos abiertos; con somnolencia. Delirio murmurante de la tifoidea; o con estupor en la fiebre amarilla. Delirios en estados sépticos, febriles. Delirio peor de noche. Delirium tremens con somnolencia e insomnio y cara roja, abotagada. Dipsomanía.



GENERALES
*** 6 Tendencia a las hemorragias, de cualquier orificio del cuerpo, y hasta de los poros de la píel; aún los sudores son sanguinolentos. La sangre fluye de los ojos, oídos, nariz, encías, estómago, intestinos, uretra, utero, pulmónes, etc. La característica de estas hemorragias es que la sangre no coagula. Como si los vasos lo pudieran retener la sangre; hemorragias pasivas. La sangre es habitualmente líquida, oscura o negra, pútrida. Púrpura hemorrágico. La sangre aparece bruscamente en todos los orificios, piel y bajo las uñas. Equimosis.
*** 7 Indicado en constituciones muy desvitalizadas, debilitadas, adinámicas, piémicas, hemorrágicas; en enfermedades o fiebres zimoticas, septicémicas, toxémicas, piémicas, hemorrágicas; fiebre amarilla, paludismo, tifoidea, difteria, alcoholismo crónico. Colapso. Postración súbita y profunda de las fuerzas vitales, con gran debilidad temblorosa. Agotamiento por el menor ejercicio, los músculos no obedecen. Apoplejía en alcohólicos o constituciones hemorrágicas o muy deshechas. Trastornos nutritivos de la vejez.
** 8 Peor: durante el sueño, al dormirse y al despertar; en la primavera; por la ropa ceñida; por el calor; acostado del lado derecho; por el alcohol; por sacudidas; al aire libre; de mañana y al anochecer; por tiempo húmedo; por el movimiento y esfuerzos. Mejor: en reposo.

PARTICULARES
** 17 Ojos amarillos. Los ojos exudan sangre; ardientes, rojos, con lagrimeo. Dolores desgarrantes, cortantes, en los ojos, peor de mañana y al anochecer, con fotofobia peor por luz artificial; neuralgia ciliar. Hemorragias retinianas o subconjuntivales. Sensación de presión en los ojos de delante atrás, como si fueran a salirse. Vista cansada y dolorida por abuso visual cosiendo o por penas. Moscas volantes. Se pegan los párpados. Visión turbia al leer. Ve azules los objetos o amarillos. Aclara la visión después de una queratitis o queratoiritis.
** 20 Acné. Cara abotagado; cetrina; amarillenta; plomiza; enfermiza; roja. Neuralgia facial crónica o periódica. Erisipela facial a repetición. Calores a la cara. Cianosis facial con varicosidades en la nariz y labios; en la coqueluche. Párotidas y submaxilares hinchadas; parotiditis. Labios hinchados, dormidos. Trismus. Erupción papulosa roja, pruriginosa, más en el mentón, con menstruaciones retrasadas.
** 23 Sin apetito; sed extrema, ardiente. Eructos ácidos, rancios. Náuseas al moverse, con vómitos biliosos postmenstruales, con ansiedad y pulso débil. Vómitos verdoso oscuros copiosos apenas se acuesta sobre el lado derecho o de espaldas, peor por el menor movimiento. Vómitos negros o como borra de café. Vómitos negros acuosos de la fiebre amarilla. Frecuente sensación de languidez o hambre en el epigastrio, más en la  menopausia, con temblores, debilidad extrema y oleadas de calor. No tolera la ropa ceñida en el epigastrio ni en los hipocondrios. Gastralgias intensas con inquietud y frío; calambres después de comer. Píloro contraído. Hematemesis por úlcera; la sangre no coagula. Cáncer de estómago. Gastritis en alcohólicos.
** 24 Hígado grande, doloroso, con ictericia y agotamiento. Puntadas en el hígado al inspirar hondo, peor por la presión. Dolor en el hígado, con frío y vómitos. Congestión hepática por cardiopatía. Ictericia maligna con las hemorragias típicas. Dolor en el lado izquierdo del vientre, detrás de las últimas costillas. Atrofia aguda del hígado. Calor y sensibilidad en el vientre, no tolera la ropa. Dolor en el curso del colon. Bubones inguinales. Apendicitis con dolores paroxísticos, gran sensibilidad al tacto y contractura de esa zona; necesita tener el miembro inferior derecho flexiónado, no puede estirarlo. Peritonitis con temperatura subnormal y hemorragias.
** 25 Heces negras, líquidas, como borra de café, ofensivas; blancas; verde-oscuras con debilidad;  amarillas acuosas con pinchazos en el vientre. Diarrea por toxinas en el alimento o bebida; en verano; por  abusos; en la tifoidea, cólera, fiebre amarilla, septicemias. Disenteria: séptica; por agua o alimento en malas condiciones. Melenas de sangre oscura líquida, incoagulable, con gran debilidad. Vómitos, diarrea y micción simultáneos, por contracciones espasmódicas. Constipación con cefalea. Hemorroídes que sangran sangre negra, fácilmente, al limpiarse, al esforzarse un poco al defecar, parado, caminando; en el embarazo; en irregularidades menstruales; en ebrios; en cardiopatías o hepatopatías. Cólera con colapso, gran frialdad, cianosis, diarrea y vómitos, anuria.
** 29 Ronquera con voz débil y áspera. Laringitis aguda; edema de glotis. Afonía aguda catarral por picaduras de insectos, quemaduras, escarlatina, vapores irritantes; peor por frío o presión. Necrosis de los cartílagos laríngeos. Bronquiectasias con expectoración copiosa y pútrida. Disnea, sobre todo en cardiopatías, con cianosis, sudores fríos y postración. Asma. Tos con puntadas en el hemitórax izquierdo y hemoptisis. Tos seca, nerviosa; por cosquilleo laríngeo; con ahogos; como por vapores irritantes, sal o pimienta; por placa seca en el lado izquierdo de la laringe; peor al hablar, por aire frío o seco, al despertar o por presión. Coqueluche con palidez o cianosis, cara abotagada, con manchas hemorrágicas en la cara y ojos, epistaxis y hemoptisis de sangre oscura y fluida. Tuberculosis. Edema pulmónar. Neumonia. Gangrena pulmónar. Respiración ansiosa, laboriosa. Manchas como moteado o jaspeado en el tórax.
** 30 Dolor precordial que atraviesa el tórax hacia el omoplato izquierdo y baja por el brazo izquierdo, peor al inspirar profundamente o subir escaleras. Angina de pecho, con dolores extendidos a la mano izquierda. Pulso casi imperceptible, débil, muy lento. Corazón sensible, peor acostado del lado izquierdo. Palpitaciones con dolores precordiales, peor en la menstruación, con sensación de que el corazón se cae. Sensación de temblor en el corazón. Anemia perniciosa. Leucemia. Congestiónes venosas. Debilidad cardíaca. Flebitis.
Várices. Linfangitis.
** 32 Dolores reumáticos y neurálgicos en las extremidades; dolores articulares y óseos. Gran forúnculo en el brazo derecho. Dedo medio derecho duro, hinchado, tenso, gris azulado, rígido, con linfangitis y absceso axilar. Vesículas y pústulas en las muñecas. Temblor en las manos; comezon; se duermen, peor a la izquierda, por el menor esfuerzo o al coser. Manos y dedos fríos y cianóticos. Dolor violento en la palma izquierda, como por una picadura de abeja. Sale sangre de debajo de las uñas. Sabañones que amenazan gangrenarse; crónicos. Gangrena en hombro y muslo. Piel de las manos apergaminada. Psoriasis palmar. Prurito y calor en las palmas. Sacudidas, temblores y calambres en los miembros inferiores. Hemiplejia izquierda o derecha. Las piernas se duermen al cruzarlas o sentado. Calambres en las pantorrillas, talones y dedos. Tironeo súbito desde la cadera izquierda al pie. Parálisis de los extensores del pie izquierdo después de una tifoidea. Manchitas púrpuras o equimosis en las piernas. Contracturas de los flexores. Reumatismo blenorrágico.
*** 34 Superficie del cuerpo fría, en especial en las extremidades. Oleadas de calor. Sudores: fríos, coloreados (en las axilas), sanguilentos. Escarlatina maligna. Fiebres intermitentes, biliosas, en climas cálidos. Fiebres adinámicas. Sarampión. Según algunos autores, es el específico de la fiebre amarilla, así como en su profilaxis. Fiebres con púrpura o hemorrágicas o sépticas; focos sépticos, aún en las encías; abscesos, panadizos.
** 35 Ictericia generalizada, más de origen hemático que hepático. Prurito con pinchazos. Urticaria. Piel seca, apergaminada, fría. Petequias; equimosis. Pénfigo. Gangrena. Vesículas. Quemaduras. Antrax o carbunclo de color azulado y que rezuman sangre negra. Púrpura hemorrágico. Abscesos. Herpes. Forúnculos con un puntito negro y rodeados de un edema extendido. Picaduras de insectos o vacunaciones cuando se hacen erisipelatosas o gangrenosas. Antiguas cicatrices o úlceras que vuelven a abrirse. Úlceras obstinadas, malignas. Erisipelas flemonosas o flictenulares.

COMPLEMENTARIO: Lycopus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...