sábado, 2 de abril de 2011

CINA (Semillas de Artemisia Maritima)

MENTALES
*** 1   El niño es muy irritable, caprichoso, atravesado, terco. Grita, tira con lo que tiene a mano. Pide o quiere cosas, con gran inquietud y cuando se  las dan o las tiene, las rechaza, las tira; no sabe lo que quiere. No hay niño más despreciable. Siempre está disconforme; nada le agrada mucho tiempo. Insoportable, siempre de malhumor, no tolera que lo contradigan.


*** 2   El niño no tolera que lo toquen ni que se le acerquen, ni que lo acaricien (es insensible a las caricias) ni que lo miren. Se agrava si lo reprenden o castigan (convulsiones).
** 3   Llora lastimerantente si lo llevan en brazos, aunque desea que lo alcen, porque su inquietud se calma. Quiere que lo hagan saltar sobre las rodillas día y noche. Se duerme solamente hamacándolo con violencia y sin parar. Llora si no se hace su voluntad. Llora también al toser y después; el niño tiene miedo de hablar o moverse por temor a despertar un ataque de tos.
** 4   Terrores nocturnos: el niño grita dormido, se despierta asustado; grita, tiembla y no puede ser tranquilizado; no tolera caricias, está muy irritable y quiere ser hamacado. Violentos ataques de gritos a la noche; está acostado y golpea y patea con manos y pies. El niño se despierta antes de medianoche con miedo o susto, salta, ve visiones terroríficas, grita, tiembla y habla de eso con mucha ansiedad.

GENERALES
*** 9   Es uno de los principales y más Utilizados medicamentos, casi "por rutina", en las helmintiasis intestinales, y su indicación surge con gran frecuencia por la notable similitud de sus síntomas patogenéticos con los producidos por estas parasitosis, comenzando por el cuadro mental  y siguiendo con prurito nasal y anal (con deseos de frotarse y rascarse continuamente), sueño inquieto con rechinamiento de dientes, hambre canina, espasmos y convulsiones, etc. No solo produce la muerte y expulsión de los parásitos, especialmente ascaris lumbricoides y oxiurus vermicularis, sino que alivia y hace desaparecer los síntomas por ellos provocados. Muchos autores aconsejan dar una sola dosis a la 200ª como la más eficaz, o más altas.
*** 10   Convulsiones en niños que tienen por causas más corrientes los parásitos, la dentición, ira, fiebre, castigos, etc., y que se localizan en especial en los músculos extensores, poniéndose súbitamente rígido, más en los miembros inferiores, doblando la espalda hacia atrás, aunque a menudo persistiendo la conciencia, y a vecescon caida. Corea por parasitosis.  Epilepsia nocturna.
** 11   Peor: por parásitos; de noche; mirando fijo a un objeto; por presión exterior; al sol; en Verano; por bostezar; por el menor contacto; por el aire libre o frío; por el agua fría. Mejor: acostado sobre el vientre; por el movimiento; por enjugarse los ojos.

PARTICULARES
** 17   Dolor en los ojos por mirar fijo o leer con luz artificial o coser; astenopía (Ruta, Nat_M.); acomodación defectuosa. Aspecto enfermizo alrededor de los ojos. Ilusiones opticas en colores brillantes: azul, amarillo, verde o violeta. Todo lo ve amarillo. Fotofobia. Sensación de arena en los ojos. Si mira fijo, ve turbio, mejor enjugándose los ojos. Confusión visual al leer, desaparece al frotarse los ojos. Movimientos convulsivos de las cejas. Estrabismo. Midriasis.
*** 19   Prurito nasal intenso y constante, se frota la nariz continuamente, o la frota en la almohida o en el hombro de la cuidadora; se la rasca, se mete los dedos en la nariz, se la pellizca, se hace sangrar; especialmente en afecciones cerebrales y en parasitosis. Epistaxis. Violentos estornudos con sensación de estallido en el tórax y presión en las sienes. Coriza con secreción  a mediodía y obstrucción al anochecer. Arde la nariz.
*** 20   Cara pálida (sobre todo durante los escalofríos y la fiebre), enfermiza, terrosa, con ojeras azuladas. Cianosis o palidez alrededor de la boca y nariz. Un lado de la cara está rojo y el otro pálido o alternativamente la cara está pálida y fría o roja y caliente. Cara rojo ardiente, a veces circunscripta a las mejillas; al despertar. Cara fría con sudores fríos, peor durante los escalofríos. Dolores calambroides en los molares, peor por el contacto y la presión. Neuralgias supra  e infraórbitarias.
** 21   Rechina los dientes durmiendo. Odontalgias por el aire o bebidas frías.
** 22   Sensación en la boca de sequedad y aspereza, mas en el paladar.  El pan tiene gusto amargo. Traga con dificultad, sobre todo los líquidos, con un ruido de gorgoteo o cloqueo al bajar por el esofago, peor después de toser, o antes o durante las convulsiones. Traga con frecuencia, peor después de toser. Sensación de pelota que sube en la garganta.
*** 23   Hambre exagerada, voraz, insaciable (bulimia), aun muy poco después de haber comido o enseguida de vomitar o en momentos no habituales o antes o durante una fiebre intermitente o antes del escalofrío. Hambre voraz con gran adelgazamiento. Hambre de noche en niños. Alterna bulimia con anorexia. Vómitos o diarrea enseguida de comer o beber. Vómitos biliosos, mucosos o de ascaris u oxiurus. Vomita durante la fiebre, con lengua limpia. Hipo.
** 25   Prurito anal intenso. Descarga de parásitos por el ano. Diarrea en la fiebre intermitente. Diarrea biliosa o blanquecina. Heces flojas involuntarias.  Diarrea por beber.
** 28   La inspiración está dividida o interrumpida en dos partes. Respiración silbante o jadeante; corta; interrumpida. Mucosidades abundantes en la laringe y tráquea, con continuo carraspeo. Tos en Primavera y Otoño. Tos sofocativa después de levantarse a la manana, peor por inspiración profunda, con atragantamiento. El niño llora y se pone rágido antes y durante la tos y, a veces, pierde la conciencia. Lagrimea por la tos. Dolor esternal por toser. La tos termina en un espasmo. Tos con estornudos. Coqueluche en ataques violentos por cosquilleo en la garganta como por una pluma; con epistaxis y gran palidez facial; peor de mañana y al anochecer, mejor de noche; peor por beber, caminando y al aire libre, por presiónar la laringe (lo que también le provoca disnea), acostado del lado derecho, en el aire libre y al despertar. Asma espasmódico, con la sensación de que el esternón estuviera muy cerca de la espalda, lo que le dificulta la respiración, con ansiedad y sudores. Puntadas y dolorimiento en el tórax.
** 30   Sacudidas en los miembros; contorsiones, el niño tira sus brazos de un lado a otra y estira sus pies espasmódicamente. El pie izquierdo se mueve constantemente. Contracciones y sacudidas en manos y dedos. Brusca sacudida hacia adentro de los dedos de la mano derecha. Rigidez de las extremidades antes de toser y durante las convulsiones. Debilidad en las manos, se le escapan las cosas. Sensación de torcedura o luxación en la muñeca. Dolores calambroides en las piernas. Espasmos y sacudidas en los pies.

COMPLEMENTARIO: Calcárea Carbonica.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...