sábado, 13 de noviembre de 2010

ARANEA DIADEMA (Araña de la Cruz Papal)

GENERALES
*** 2 - Es uno de los principales remedios, junto con Thuya y Natrum Sulphuricum, de la denominada constitución hidrogenoide (Grauvogl), caracterizada por una gran hipersensibilidad y susceptibilidad a la humedad y el frío, en cualquiera de sus formas: tiempo húmedo, o lluvioso y frío, habitaciones o lugares o sótanos humedos y fríos (durmiendo u viviendo en ellos), regiones húímedas (lo enferma vivir cerca o a orillas de ríos y lagos), bañarse, etc.
*** 3 - El frío es predominante en Aranea: muy sensible al aire frío, al frío húmedo. Casi todos sus síntomas son acompañados por sensaciones de frío. Frío que no se alivia con nada. Sensación como si tuviera los huesos hechos de hielo. Sensación de frío continuo.
*** 4 - Periodicidad en la aparición de los síntomas, que sobrevienen y reaparecen la misma hora, sobre todo dolores, neuralgias y escalofríos o ataques palúdicos.
** 5 - Sensación de agrandamiento o hinchazón y pesadez, con adormecimiento, en partes del cuerpo (cabeza y extremidades).

PARTICULARES
** 18 - Dolores profundos, terebrantes, en brazos y tibias, peor del lado derecho, a la mañana en cama, reapareciendo a intervalos regulares. De noche o al despertar, tiene la sensación de que las manos y los antebrazos están más hinchados y pesados; se despierta a menudo de noche con la idea de que una parte de su cuerpo está muy hinchada, y debe tocar la región para hacer desaparecer esa sensación o prende la luz para ver si es cierto. Dolores profundos y terebrantes en los talones. Dolor en los huesos, sobre todo en húmero, cúbito, radio y tibia. Ulcera en el talón izquierdo. Reumatismo con fiebre después de exponerse a la humedad. Se duermen los dedos de las manos, brazos y piernas.
** 20 - Al estar acostado en cama y tocar las cobijas, tiene un escalofrío. Frío con dolor en los huesos largos e insomnio, que reaparece diariamente o día por medio a la misma hora. Achuchado día y noche, siempre peor por la lluvia.  Escalofrío prolongado y constante, que no mejora por el calor externo, peor en días fríos y húmedos. Fiebre con periodicidad regular, a la misma hora, a diario o día por medio; con bazo algo aumentado, aún en la apirexia. Jamás suda. Secuelas de paludismo, con adelgazamiento y piel amarillenta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...