sábado, 7 de mayo de 2011

DIGITOXINUM (Digitoxina)

** 5 Aversión a todo alimento. Náuseas excesivas, atormentadoras, con arcadas antes, durante y después de vómitos biliosos oscuros, abundantes. Las náuseas se agravan por beber.
** 6 Opresión y ansiedad en el pecho, con latidos cardíacos a veces intermitentes. Pulso lento e intermitente; dicrótico; fácilmente acelerado por la más leve excitación o esfuerzo físico.



DIGITALIS (Digitalis Purpurea - Dedalera - Digital)

MENTALES
*** 1 Gran ansiedad, con sentimiento de culpa. Siente remordimientos. Extrema angustia, especialmente al anochecer o de noche, con tendencia a llorar y gran temor al futuro. Ansiedad de noche con tristeza e insomnio.



** 2 Miedo: a morir; a perder la razón; al futuro; de sofocarse de noche.
** 3 Desea estar solo; no tiene ganas de hablar, tendencia a dejarse estar. Trata de escaparse si le imponen compañía. Profunda tristeza, melancolía, peor por la música, con suspiros y llanto, sobre todo en cardíacos. Indiferencia, peor al anochecer. Irresolución. Obstinación.

GENERALES
*** 9 El síntoma clave de Digitalis es un pulso extremadamente lento y débil; o intermitente, con pulsaciones ausentes cada tercero o quinto o séptimo latido, o lleno, muy irregular, rápido. Este pulso, especialmente el lento, acompaña a los trastornos cardíacos, hepáticos o de cualquier otro orden, de Digitalis; y puede llegar a cifras que oscilan entre 30 y 50 pulsaciones por minuto. Pulso más lento que los latidos cardíacos. Pulso trigeminado. Pulso fácilmente acelerado por el menor movimiento. Pulso lento en posición acostada, que se hace irregular y dicrótico al sentarse en la cama. Latidos en el cuerpo, peor por la presión.
** 10 Debilidad a la mañana al despertarse y al levantarse, con temblores y pulso lento. Sensación de desfallecimiento con ansiedad e inquietud, por el menor movimiento o esfuerzo, con pulso lento. Excesiva debilidad, especialmente después del desayuno y almuerzo; después del coito o de poluciones. Desmayos, agotamiento; extrema postración. Colapso, a veces con convulsiones. Síncope que puede ocurrir al erguirse de golpe en la cama.
** 11 Cianosis, sobre todo en la cara, párpados, labios, lengua, manos, uñas; en general, relacionada con cardiopatías. Cianosis en bebés. Venas distendidas en ojos, orejas, labios y lengua.
** 12 Toda clase de edemas, especialmente en cardiopatías; externos e internos. Edemas con supresión de orina. Edema post-escarlatinoso.

PARTICULARES
** 24 Falta de apetito; sociedad rápida. Sed; continua, con labios secos. Regurgitaciones acres. Sensación de desmayo o desfallecimiento gástrico, como si fuera a morirse (peor si se mueve), con náuseas mortales después de comer; violentas náuseas y arcadas convulsivas por el olor de las comidas o al verlas, continuas y que no mejoran por vomitar; con angustia y tristeza; náuseas antes y despuás de orinar. Náuseas y vómitos apenas come o se mueve, al toser o al expectorar; vómitos biliosos, mucosos, alimenticios; de mañana. Gran ansiedad en el epigastrio. Estómago sensible a las malas noticias. Extrema sensibilidad y dolorimiento epigástrico, con suspiros frecuentes y profundos. Ardor que sube al esófago. Distensión gástrica. Eructos muy agrios. Dispepsias. Gastralgias ardientes o como calambres, mejor eructando. Plenitud gástrica. Sensación de retracción en el epigastrio.
*** 25 El hígado es uno de los centros principales de acción de Digitalis. Hígado dolorido y duro, congestionado, sensible a la presión. Hipertrofia del hígado en cardiopatías. Cuadros obstructivos del colédoco, con hígado grande y dolorido, ictericia, pulso lento y heces decoloradas. Plenitud en el vientre; distensión. Dolores cortantes o como calambres; cólicos con vómitos. Ascitis. Hernia estrangulada. Flatulencia. Sensación de vacío, languidez o debilidad en el vientre. Dolor en el colon descendente. Pulsaciones en la aorta abdominal. ** 26 Las heces son de color gris, ceniza o blanco, como leche; claras, decoloradas, o como yeso o masilla. Diarrea en la ictericia. Heces involuntarias; acuosas; ofensivas. Constipación obstinada. Teniasis.
*** 27 Nefritis postescarlatinosa con anasarca y edema pulmonar. Nefritis crónica con edemas y bradicardia. Dolores pulsátiles en el cuello de la vejiga durante los esfuerzos para orinar. Sensación de plenitud en la vejiga, aún después de orinar. Disuria con urgencia constante para orinar, peor de noche; con tenesmo; urgencia violenta, ineficaz; sale poca orina, caliente, ardiente. Como si la uretra estuviera contraída; chorro débil. Gran deseo de orinar después de pasar unas gotas; goteo con simultáneo deseo de defecar. Orina: espesa; turbia; amarillo marrón; negruzca; acre; con sedimento como polvo de ladrillo; con albúmina. Uremia. Micciones involuntarias. Enuresis. Es uno de los más importantes medicamentos de la hipertrofia de próstata (con Puls., Con. y Bar_C.); senil; con retención aguda de orina o goteo. Cistitis.
** 30 Ronquera a la mañana, indolora; espasmo de glotis. Respiración irregular, con profundos y frecuentes suspiros. Respiración difícil, lenta y profunda. Asma, con muchos rales y roncus, severo y con miedo de hablar o moverse; peor temprano a la mañana o de noche, por tiempo frío, caminando o acostado (o mejor); o de 10 a 12 y de 16 a 18 horas, con sensación de constricción torácica. Constante deseo de inspirar profundamente, pero solo lo logra a medias, como si hubiera un impedimento. Cuando está por dormirse o apenas se duerme, parece interrumpirse la respiración, y se despierta boqueando. Miedo de ahogarse de noche, con deseo de aire libre. Disnea cardíaca; disnea de esfuerzo. Solo puede respirar a boqueadas, y cada una le parece que va a ser la última; debe sentarse. Tos ronca, profunda, espasmódica, peor a medianoche y a la mañana; peor por hablar, caminar, beber algo frío, después de comer e inclinando el cuerpo hacia adelante y por acalorarse. Tos con ahogos que termina en la expulsión de una masa de esputos rojizos. Expectoración mucosa espesa; como almidón cocido; hemoptóica; dulzona. Coqueluche; tos con vómitos. Hemóptisis vicariantes por menstruaciones suprimidas; hemóptisis premenstrual. Debilidad en el pecho; no tolera hablar. Congestión pasiva pulmonar en las cardiopatías. Tuberculosis pulmonar, especialmente florida; con catarros crónicos, disnea y dolores en el tórax, tos seca, expectoración hemoptoica; mejor al aire libre. Neumonía y bronconeumonía seniles, con expectoración como jugo de ciruelas, colapso y falla cardíaca. Enfisema en cardiopatías, mejor acostado quieto, peor caminando. Pleuresía serofibrinosa; reumática. Hidrotórax, en cardiopatías o nefritis crónicas.
*** 31 El principal centro de acción de Digitalís es el corazón. Toda la patología cardíaca, si los síntomas característicos están presentes (especialmente los del pulso [ver 9]), puede ser favorablemente influenciada por este medicamento. Sensación como si el corazón hubiera cesado de latir o fuera a detenerse bruscamente, sobre tollo al hacer un movimiento, con necesidad de contener la respiración. Latidos cardíacos violentos, pero no muy rápidos. Hiposistolia y asistolia; corazón debilitado, con gran disminución de sus fuerzas, aún sin lesiones valvulares. El menor esfuerzo muscular dificulta y hace laborioso e intermitente el trabajo cardíaco, sobre todo por movimientos bruscos y enérgicos de los brazos hacia arriba, y acostado del lado izquierdo. Edemas generalizados, gran anasarca, con extremidades frías y cianóticas y sensación de desfallecimiento precordial. Angina de pecho. Brusco latido violento con ritmo alterado, sensación de muerte inminente con terror y ansiedad, peor por el menor movimiento; con dolores a todo el miembro superior izquierdo, con cosquilleo hasta los dedos; puntadas muy agudas cada 15 minutos. Dolor precordial con angustia y palpitaciones, pero a veces sin ningún motivo aparente. Fuertes latidos cardíacos; palpitaciones violentas, audibles, con dolor constrictivo retroesternal. Palpitaciones: por penas; ascendiendo; por movimientos, especialmente de los brazos; por emociones; por esfuerzos; con ansiedad; parado; al darse vuelta en la cama. Dilatación ventricular por lesiones valvulares, con gran disnea y anasarca. Hipertrofia cardíaca. Soplos cardíacos. Insuficiencia mitral. Reumatismo cardíaco con pulso irregular. Niños cianóticos con desmayos por el menor cambio de posición, vómitos y pulso muy lento. Cianosis en el tórax. Hidropericardio. Endocarditis; miocarditis; pericarditis.
** 32 Pesadez o debilidad paralítica del miembro superior izquierdo; dolor agudo en el hombro y brazo izquierdos, con cosquilleo (en la angina de pecho u otras cardiopatías). Los dedos de las manos se duermen fácilmente y con frecuencia. Frío en los miembros, peor en las manos y pies; cianosis; edemas, especialmente en miembros inferiores y pies. Sensación de parálisis y cansancio, sobre todo en las rodillas y piernas. Dolores desgarrantes en las articulaciones de los dedos de las manos; rigidez paralítica. Dolor en la cadera; coxalgia. Gran rigidez en las piernas estando sentado, mejor al caminar. Ardor en las pantorrillas al cruzar las piernas. Una mano fría y la otra caliente. Sensación de aro caliente al rojo en las piernas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...