sábado, 15 de octubre de 2011

IODUM (Yodo)

MENTALES
*** 1 Está constantemente agitado e inquieto, no puede quedarse en un sitio, necesita moverse o hacer algo, lo que no le permite estar ni sentado ni acostado, impidiéndole dormir. Hay un irresistible deseo de correr, siente que se va a caer si camina. Se agota fácil; la inquietud y el apuro son consecuencia de un estado de ansiedad que lo mantiene constantemente preocupado, pensando y temiendo que le ocurra algo malo o catastrófico. La ansiedad se agrava en reposo, en ayunas o con el hambre, y mejora comiendo o caminando al aire libre. Ansiedad hipocondriaca, o por el futuro, o antes de toser. Huye de la gente, le teme. Aversión a que le hablen, quiere estar solo. "El niño quiere ser llevado en brazos por distintas personas" (Cuernsey). Aversión a la presencia de extraños o aún de íntimos amigos.
*** 2 Irritable, especialmente en ayunas. Accesos bruscos de violencia, con impulsos de cometer actos brutales; incluso pueden aparecer repentinos impulsos de matar, a veces de matar a una mujer. Irascible, atravesado. Excesiva excitabilidad mental con gran susceptibilidad. Locuacidad con inmoderada alegría. Irritabilidd en niños. No soporta bromas. Se ofende fácilmente.


GENERALES
*** 4 Su gran característica es el extraordinario y progresivo adelgazamiento que se produce en el paciente, y que puede llegar al marasmo o a la atrofia, hasta convertirlo casi en un esqueleto, especialmente en niños y ancianos, y, paradojalmente, en abierto contraste con un apetito desmesurado, excesivo, incesante, una verdadera bulimia, que le hace tener hambre aunque haya acabado de comer y a pesar de lo cual, adelgaza cada vez más; nunca se satisface. A menudo el adelgazamiento se acompaña de gran debilidad y se desmaya al subir escaleras. Estados caquécticos con profunda debilidad y gran adelgazamiento.
*** 5 Hipertrofia e induración de los tejidos glandulares, especialmente tiroides, senos, testículos, ovarios, glándulas salivales, hígado, páncreas, amígdalas, vegetaciones adenoides y ganglios linfáticos (sobre todo cervicales, mesentéricos, axilares e inguinales). Adenopatías en rosario. Por el contrario,  puede haber atrofia de senos (con nódulos indurados y flaccidez), testículos y ovarios.
*** 6 Agravación o aparición de síntomas: por el calor (Iodum es uno de los medicamentos más calurosos), por el aire caliente, por acalorarse o abrigarse, en una habitación calurosa, por el calor de la cama o de una estufa, por el calor húmedo; por el tiempo húmedo; en reposo; por el menor esfuerzo (hasta hablar lo hace sudar); acostado; en ayunas; acostado sobre el lado dolorido; por el tacto y la presión. Mejor: comiendo (sobre todo hasta la saciedad); por el frío, al aire frío (hay un gran deseo de aire libre, que lo mejora), por lavarse con agua fría; caminando; irguiéndose en la cama; por el  movimiento.
** 7 Exacerbaciones agudas de inflamaciones crónicas, sobre todo de las mucosas, con descargas o secreciones muy írritantes. Exudados plásticos. Se resfría constantemente.

PARTICULARES
*** 16 Uvula hinchada y alargado. Dolor de garganta, peor cuando no traga, con sensación de ardor y raspado. Sensación de constricción y disfagía. Es el principal medicamento del bocio exoftálniico, y su sintomatología mental, general y local, en su casi totalidad, es una copia fiel de los síntomas de esa enfermedad. También es un importante medicamento del bocio simple, especialmente si es doloroso (más durante la menstruación) o duro. Sensación de constricción en la tiroides o en el bocio. Adenopatías en el cuello, de ganglios duros, como en rosario. Ulceras en la garganta, con adenopatías. El cuello se hincha al hablar.
*** 17 Eructos sin gusto, todo el día, como si cada partícula que comiera se volviera gas. Hambre voraz, insaciable, con sed intensa; sufre de hambre, necesita comer muy seguido (ver 4); está ansioso y malhumorado o preocupado si no come; sólo se siente bien mientras come o después de comer,  cuando tiene el estómago lleno. Digestión débil ó muy rápida. Regurgitaciones ácidas, pirosis. Náuseas con gastralgias. Violentos vómitos después de comer; biliosos o de mucus amarillento. Gastralgias ardientes, mordientes o como calambres, peor después de comer. Gastritis. Pulsaciones en el epigastrio.
** 18 Dolores abdominales, cólicos o como de parto o como calambres, peor después de cada comida. Flatulencia con incarceración peor del lado izquierdo, en el colon descendente, con constipación. Vientre muy agrandado, con sofocación estando acostado. Región hepática dolorida a la presión; hipertrofia, endurecimiento e hinchazón del hígado; ictericia. Bazo hinchado, duro y dolorido. Ganglios mesentéricos hinchados e inflamados. Pánereas hipertrofiado, con diarrea blanquecina. Latídos abdominales o de la aorta. Temblor en el vientre, con calor. Adenopatías inguinales duras; supuradas. Vientre hinchado en las madres.
** 19 Constipación, con heces duras, nudosas, oscuras o arcillosas; con deseos ineficaces, mejora tomando leche fría. Alterna constipación con diarrea. Diarrea agotadora, muy abundante, acuosa, blanquecina ó como suero de leche, espumosa, grasosa, peor de mañana y después de tomar leche. Diarrea matinal crónica en niños adelgazados. Disentería con heces mucosanguinolentas ó purulentas. Hemorragia rectal después de cada deposición. Ardor y prurito anal al anochecer. Las hemorroides salen y arden, peor por el calor.
** 22 Menstruaciones irregulares, una vez se retrasa y la siguiente se adelanta mucho; copiosas. Metrorragias, peor al defecar. Debilidad y palpitaciones durante la menstruación, pero también antes o después. Atrofia de ovarios, con esterilidad. Dolor en el ovario derecho, como si tuviera una cuña entre el ovario y el ütero, con gran sensibilidad durante o después de la menstruación; ovaritis derecha. Dolor en el ovario izquierdo, mejor por comer y moverse. Flujo espeso, amarillo, ardiente, copioso, crónico, que excoria la piel y corroe, tiñe y destruye la ropa; peor durante la menstruación. Senos pesan como si fueran a caerse; fláccidos y atrofiados; con dolores agudos durante la menstruación; atrofia de pezones. Nódulos como avellanas, duros, con puntas negras, en senos, especialmente si están atrofiados; nódulos de color rojo azulado. Hiperestesia mamaria. Galactorrea, leche acuosa; o supresión de la leche. Cáncer del cuello uterino.
** 23 Ronquera intensa con cosquilleo, peor de mañana; con dolor, constricción y calor en la laringe. Laringitis y traqueítis aguda. Falso crup, o crup diftérico extendido a la tráquea, con respiración en serrucho o silbante, tos seca y ronca o de ladrido, sobre todo en niños morochos; el niño se agarra la laringe con la mano; a veces con expectoración mucosa o estriada de sangre; con cara pálida y fría. Tuberculosis laríngea. Edema de glotis. Ruidos de mucosidades en el pecho, con dolor como en carne viva detrás del esternón, y opresión. Tos coqueluchosa por intenso cosquilleo en el pecho, con angustia antes de los paroxismos, y adelgazamiento. Congestión pulmonar. Hepatización de la parte superior del pulmón derecho o neumonía derecha, con fiebre alta. La tos de Iodum está peor por el calor, por tiempo húmedo y dentro de una habitación, y mejor al aire libre. Tuberculosis pulmonar con cavernas y expectoración purulenta. Pleuresía exudativa. Gran debilidad general y en el pecho, y disnea, peor al subir escaleras o durante la menstruación. Dificultad en expandir el tórax al inspirar. Calor dentro del tórax y frío externo.
** 24 Violentas palpitaciones incrementadas por el menor esfuerzo o por caminar o subir escaleras. Sensación de constricción en el corazón, como si se lo agarraran ó estrujaran con una mano de hierro. Pesadez y dolores constantes y opresivos precordiales, muy agudos y cambiantes. Gran ansiedad  precordial que lo obliga a cambiar constantemente de posición. Hipertrofia cardíaca por sobreesfuerzos. Degeneración grasosa del corazón. Pulso rápido, débil; intermitente; filiforme; más rápido al moverse.
** 26 Reumatismo crónico con violentos dolores nocturnos, peor por el calor y la presión, sobre todo oseos (dolores osteócopos); sin hinchazón. Deformaciones óseas. Reumatismo agudo con rigidez e hinchazón articular. Dolor en los huesos de los brazos, peor acostado. Movimientos convulsivos y temblores en brazos, manos y dedos. Dedos dormidos; con sacudidas; con dolores desgarrantes. Carfología. Panadizos. Manos frías; cubiertas de sudores fríos durante el parto. Calambres en las piernas estando sentado. Piernas hinchadas, pesadas, con temblores o parálisis. Rodillas: hinchadas e inflamadas, con supuración; o hinchadas, rojas, calientes, ardientes, peor por el tacto o la presión; o edema o derrame sinovial; o tumor blanco de rodilla. Reumatismo blenorrágico. Calambres en los pies de noche. Edemas en los pies. Sacudidas en los tendones de los pies. Pies fríos; o calientes, y busca un sitio frío en la cama. Sabañones. Callos dolorosos. Sudores corrosivos en los pies. Pulsaciones en las grandes arterias de los miembros.

COMPLEMENTARIOS:
Lycopodium, Badiaga, Silicea, Tuberculinas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...