domingo, 7 de abril de 2013

VERATRUM ALBUM (Helléboro Blanco)

MENTALES
*** 1 Una acentuada tonalidad megalomaníaca colorea con vivos matices el núcleo de la personalidad de Veratrum Album. Mientras esta tendencia se mantiene dentro de límites aceptables y tolerables para los demás, él tiene una ambición desmedida para llegar a metas bien definidas, que consisten, esencialmente, en la consecución de una posición social y material de privilegio, ambición a cuyo servicio va a poner todos los recursos, buenos o malos, de que dispone, sin reparar en nada ni en nadie para lograrlo. El punto de partida de su conducta radica en el alto concepto que tiene de sí mismo, que lo hace ser muy altanero y adoptar actitudes de desprecio hacia los demás, en las que va implícita alguna sensación de inseguridad o falta de confianza en sí mismo. Es amable con sus superiores o con los extraños y, en cambio, duro y aún insolente con sus inferiores o sus familiares. Mientras prosigue en el camino hacia su meta, que nunca llega, porque su ambición se incrementa cuanto más tiene, adopta actitudes de fanfarronería y le gusta ser considerado un hombre rico o se hace pasar por tal, gastando y derrochando su dinero, y suele ser afectado en gestos y actos. No vacila ante nada para subir, aún "pisando cabezas", frase que pinta claramente su personalidad; es muy activo y siempre ocupado, pero también mentiroso (nunca dice la verdad), falso, tramposo, intrigante, dañino, cruel, malévolo, con una marcada tendencia a calumniar, a reprochar, a insultar o blasfemar y a poner en ridículo a los demás; carece de sentido moral, no tiene sentimientos de honor y no tiene respeto o veneración por nadie de los que lo rodean; critica a todo y a todos y les encuentra faltas, es rudo, grosero y gritón y, a menudo, en el trayecto a veces largo hacia su meta, se descorazona o se lamenta, y se desespera por su posición social, que no lo satisface nunca. Adopta a veces actitudes dominantes o dictatoriales, imbuído de su propia grandeza y, en ocasiones, para dar más fuerza a una orden o a una decisión, golpea con el pie en el suelo, y no admite que lo contradigan. Es ávido, no solo en sus ambiciones, sino también cuando come (es un glotón), y puede sufrir trastornos derivados de frustraciones o de ambiciones frustradas o de fracasos en sus negocios o por ser despreciado o por su amor propio herido. Es común que tenga una expresión ansiosa o que nunca sonría, porque su alegría de vivir está anulada por su ambición.
*** 2 Cuando su tendencia megalomaníaca, o delirante en general, sobrepasa los límites sociales aceptables, aparecen cuadros de alienación mental de todo tipo. Hahnemann mismo ya afirmó que Veratrum album "tiene el poder de curar casi un tercio de los insanos internados en manicomios (y, en todo caso, como un medicamento intercurrente)". En los cuadros delirantes hay diversidad de ilusiones y alucinaciones: cree estar ciego; dice que tiene cáncer; que es sordomudo; que él es Cristo; que está en comunicación con Dios, o que está en el cielo hablando con Dios (alucinaciones religiosas); que él es un príncipe o una persona de alcurnia o una gran persona, o que tiene riquezas, y que derrocha o malgasta el dinero y que está arruinado; que está embarazada, o que tiene dolores de parto; que ha cometido un crimen o que está condenado o poseso; o está desolado por una desgracia imaginaria; que su nariz es más larga; que conversa con gente ausente; que es un cazador; que come cosas sucias; que ve perros o caras; las alucinaciones pueden acompañarse de risas, locuacidad o gritos. Delirio ansioso, salvaje, rabioso; cómico; erótico; alegre, locuaz; maníaco; murmurante; ruidoso; aparece especialmente durante los escalofríos y la fiebre, con las cefaleas, después de una hemorragia, en la meningitis cerebroespinal, antes y durante la menstruación, con y por los dolores, en septicemias; a veces acompañado de sudores fríos o de frío o de sed, o de risas o con sopor; a menudo cree que lo persiguen, o está insensible con los ojos muy abiertos y no reconoce a nadie o salta bruscamente de la cama y escapa. Salvajismo, ferocidad. En los accesos maníacos o delirantes, corre por las calles, peor al anochecer y en paroxismos. Insania: erótica, aún en la menopausia; puerperal; megalomanía, con altanería y orgullo desmesurados, o con glotonería; religiosa; manía persecutoria; después de ganar una fortuna; con desesperación y disgusto de la vida por miedo a perder su posición; con dolores intolerables, con ansiedad o inquietud, con ganas de viajar; con risas; con gestos de loco. Estados maníacos o demenciales: con rabia; con cantos (peor de noche y durante la fiebre); rompe o desgarra su ropa u objetos, destruye o corta la ropa en pedazos. Hace intentos de escapar, de correr huyendo; en la meningitis cerebroespinal; salta bruscamente de la cama. Afecciones religiosas, melancolía religiosa, delirio místico; se arrodilla y reza; locuacidad sobre temas religiosos; duda o se desepera por la salvación de su alma, con intensa ansiedad. Rabioso, comete actos de violencia; peor de noche; en paroxismos; con gritos y juramentos, o con deseos de morder; con calor en el cuerpo; a veces durante la cefalea. No reconoce a nadie, ni a sus parientes. Comportamiento o lenguaje absurdo; abraza y besa a todos, aún a objetos inanimados, peor antes de la menstruación; rehusa comer; aplaude; quiere morder las cucharas, muerde sus zapatos y traga los pedazos. Escupe en la cara de la gente. Hace mucho ruido. Coprofagia.
** 3 Desesperación: durante los escalofríos, fiebre y sudoración; con los dolores; durante la supresión de la menstruación, o premenstrual; por la salvación de su espíritu en el más allá (con ideas de suicidio, ahogándose). Se queja, se lamenta, peor al anochecer. Tristeza: durante la menopausia; en el parto y puerperio; premenstrual; a veces con remordimientos y autorrepoches. Cavila en un rincón, sentado quieto, como sumido en pensamientos trstes. Taciturno, peor en el embarazo. Inconsolable; por una desgracia imaginaria.
** 4 Miedo especialmente a la mañana; a morír; de la soledad (no tolera estar solo); de la apoplejia; por la diarrea; de ser envenenado; a cosas imagínarias; con sobresaltos; con deseos de huir. Ansíedad: de noche; durante los escalofríos, después de comer; antes y durante la defecación; después de un susto; por esfuerzos mentales; con miedo; con sudores fríos; peor parado, mejor al aire libre. Sentimiento de culpa. Angustia: con palpitaciones; con opresión, con deseos de sentarse en la cama y saltar de ella; con sudores fríos en la frente.

GENERALES
*** 13 Colapso, especialmente después de vomitar o de la diarrea y en el cólera; con postración completa y rápido descanso de la vitalidad; acompañado de frío helado y cianosis. Desmayos: por excitación, por sustos, por esfuerzos, durante la cefalea, durante el parto, durante la menstruación, por moverse, por los dolores (en general y de los dientes), durante las palpitaciones, después de mover el vientre, por la menor herida o pérdida de fluidos. Shock postoperatorio. Gran debilidad, brusca, rápida o repentina; paralítica; peor de mañana, por la diarrea, durante la menstruación, por la sudoración, por esfuerzos o por caminar; por hemorragias.
*** 14 Frío intenso, helado, objetivo y subjetivo; en la piel de todo el cuerpo o en sitios localizados, en especial durante la diarrea o la menstruación, a veces con sensación de calor interno; en el vientre; vértex, nariz, cara, lengua, aliento, sudores, etc.
*** 15 Descargas copiosas, acuosas y que lo agotan: diarrea, vómitos, micciones, salivación sudores, etc.
** 16 Cianosis.
** 17 Peor: por el tacto; por la presión; por agacharse; por el movimiento; de noche, y a la mañana al despertar; por el tiempo frío y húmedo; por la humedad; por los cambios de tiempo; por el calor; por una habitación calurosa; por el agua caliente; por sustos; antes y durante la menstruación; antes, durante y después de las deposiciones; durante la sudoración; al aire libre. Malos efectos del opio y tabaco. Mejor: caminando; acostado.

DESEOS Y AVERSIONES
*** 21 Deseos: de alimentos salados, o de sal; de frutas, especialmente ácidas, de hielo; de bebidas frías y alimentos fríos; de cosas refrescantes o jugosas; de arenques y sardinas; de pepinos; de helados; de sopas; de pickles; de alimentos ácidos. Aversión a alimentos calientes.

PARTICULARES
*** 22 Vértigo peor caminando, con sudores fríos en la frente, visión oscurecida y desmayos. Jaquecas que hacen crisis con una micción copiosa. Pesadez en la cabeza. Hemicráneas. Cefaleas paroxísticas; antes y durante la menstruación; con náuseas y vómitos. Cefaleas en el vértex. Se agolpa la sangre en la cabeza al agacharse. Sensación de tener el cerebro roto en pedazos. Sensación de viento frío que atraviesa la cabeza. Cabello como si lo tuviera electrificado; doloroso. Frío en el vértex, como si tuviera allí un pedazo de hielo (con pies fríos y náuseas), peor al levantarse de la cama y durante la menstruación, mejor por la presión y echando la cabeza hacia atrás. Sudores fríos en la frente acompañando a todos sus síntomas (es su gran síntonta clave); especialmente con la fiebre y cuando mueve el vientre y después. Sensación de calor y frío en la cabeza al mismo tiempo. Cabeza caliente y sudorosa; el niño se la frota. No puede sostener la cabeza por la debilidad del cuello. Plica polónica.
** 25 Nariz puntiaguda; parece más larga; fria como hielo. Dolor ulcerativo dentro de la nariz. Dolor en los huesos nasales. Epistaxis de noche o durmiendo; de un solo lado; premenstrual. Siente olor a bosta o a huno. Sequedad nasal. Estomudos violentos y frecuentes. Coriza.
** 26 La cara es un fundamental signo objetivo de Veratrum alb.: cara muy pálida, fría o helada, cianótica, colapsada, con rasgos hundidos y acentuados, hipocrática, con la nariz puntiaguda y saliente, con la punta helada; roja estando acostada, pálida al erguirse; con expresión ansiosa; o una mejilla roja y la otra pálida; o alterna enrojecimiento con palidez; cara amarillenta. Calor ardiente en la cara, muy enrojecida y con sudores. Neuralgia facial tironeante, extendida el oído, peor masticando. Risa sardónica; trismo. Espuma bucal. Pústulas en la cara, con dolor al tocarlas. Cara abotagada. Labios: cianóticos; colgantes; secos, negros y apergaminados; arrugados, agrietados, pálidos. Erupción en las comisuras. Acné peribucal y en el mentón. Dolor e hinchazón en las glándulas submaxilares.
** 28 Boca seca, viscosa; con ardores. Salivación salada, acre, con náuseas. Frío o ardor en boca y lengua. Lengua seca, negruzca, agrietada; o roja e hinchada; o pálida, fría y arrugada; o con saburra amarillenta. Gusto picante y fresco, como por menta. Gran sequedad del paladar con sed. Aliento frío. Tartamudez. Afasia. Gusto amargo, bilioso o pútrido; el agua tiene gusto amargo,
*** 30 Sed insaciable, extrema, de grandes cantidades por vez (o de a sorbitos), de bebidas frías, que luego vomita; sed peor durante los escalofríos y la sudoración. Náuseas intensas y continuadas, peor después de dormir. Vómitos más de mañana, a mediodía y de noche; durante los escalofríos y la fiebre; después de beber y comer, aún una pequeña cantidad; durante la menstruación y el embarazo; con los mareos; vómitos violentos con diarrea profusa; con sudores frontales fríos y con gran postración; aún por el menor movimiento. Vómitos biliosos o verdosos, negros; sanguinolentos; alimenticios; espumosos; mucosos o acuosos; ácidos; amarillentos. Hipo después de comer, con regurgitaciones biliosas. Hipo violento y frecuente después de vomitar. Gastralgias con hambre y sed. Apetito voraz. Gastralgias después de comer; peor por papas y verduras; mejor por leche y carne. Distensión dolorosa en el epigastrio; vacio; calambres. Gastritis.
*** 32 Constipación crónica con inactividad rectal y deseos ineficaces; con heces duras y grandes, o como escibalos redondos y negros, que expulsa con excesivos esfuerzos, con sudores fríos y agotamiento excesivo. Constipación en bebés; o dolorosa en niños. Es uno de los tres principales remedios del cólera asiático (tal vez el más importante), y así como en Cuprum predominan los calambres y en Camphora el frío, en Veratrum album hay un predominio de la diarrea y los sudores; la diarrea es muy abundante, peor de noche, con heces acuosas como agua de arroz, precedidas de dolores de vientre calambroides y cólicos violentos, (y, a veces seguidas) y siempre seguidas de debilidad extrema; con violentos vómitos y diarrea simultáneos; con los inevitables sudores fríos en la frente. Diarrea: en Otoño; durante los escalofríos (o escalofríos durante la diarrea), por comer o beber; por el menor movimiento; por fruta; después de un susto; en tiempo caluroso, antes o durante la menstruación; por peras; por verduras. Las heces son biliosas o verdosas o como espinaca picada, o negras; sanguinolentas; marrones; muy copiosas y salen en chorro; mucosas; líquidas o acuosas; con ardor en el ano mientras defeca y después. Evacuaciones involuntarias al expulsar gases. Diarrea en los tuberculosos. Diarrea acampanada de sudores fríos en la frente, terrible agotamiento y desmayos o escalofríos. Presión en el recto con hemorroides. Parasitosis intestinal.
** 39 Debilidad paralítica y dolorosa en las extremidades. Cosquilleo o adormecimiento en los miembros; temblores; rigidez, peor de mañana y después de caminar. Dolores en los miembros como shocks electricos; o como por golpes, peor por tiempo frío y húmedo y por el calor de la cama (debe salir de ella), mejor por caminar continuamente. Miembros helados, especialmente en pies y manos durante los escalofríos; y en el embarazo los pies. Uñas y manos azules con los escalofríos. Dolor como una fractura, en los miembros superiores, rodillas (cuando baja escaleras) y piernas. Frio o plenitud e hinchazón en los brazos. Se duermen los miembros superiores; las manos (parecen muertas) y los dedos; las piernas. Temblor en los brazos al asir un objeto; en los pies, con frío. Siente como shocks eléctricos en los codos y rodillas. Cosquilleo en manos y dedos. Calambres en los dedos de las manos, durante el cólera; violentos en las pantorrillas y pies, sobre todo en el cólera. Tensión en los tendones del muslo, como si fueran muy cortos. Pesadez extrema y dolorosa en rodillas, piernas y pies, con dificultad para caminar. Puntadas en los dedos gordos; en los dedos de los pies, peor parado. Gota. Dolor excoriante en los callos de los pies. Neuralgia del plexo bronquial. Ciática.
*** 41 Frío generalizado o en partes, aunque esté muy abrígado, con sudores fríos y viscosos, especialmente en la frente; la piel está helada muy pálida. Frío en los miembros, sobre todo en los hombros, brazos y pies, con sensación de agua helada corriendo a través de los huesos, o los vasos, con temblores. Estremecimientos y chuchos, con sed de agua helada, y piel de gallina después de beber. Predominio de frío y escalofríos, que van de abajo hacia arriba o descienden. Escalofríos especialmente de mañana, en cama, o que comienzan a las 8 horas; con mareos y náuseas; con la diarrea o la constipación, o con los vómitos; no mejoran en una habitación caldeada ni por el calor de la estufa; aparecen o se agravan después de beber o comer. Paludismo pernicioso, o a forma cuartana, cotidiana o terciana. Fiebre con frío externo o piel helada y con calor interno, con delirio y cara roja; alterna bruscamente con escalofríos. Fiebre tifoidea; sarampión; fiebre, puerperal y amarilla. Sudores siguiendo a la fiebre, especialmente de mañana o todo el día y la noche; frios viscosos y copiosos y siempre con palidez mortal de la cara; aparecen o se agravan por el menor movimiento, con la diarrea, antes y durante la menstruación, con los dolores, durante y después de mover el vientre, y mejoran al salir de la cama; los síntomas se agravan mientras suda y generalmente, transcurren sin sed. Los sudores son de olor agrio o ácido, fétido o pútrido, coloreando a veces la ropa de amarillo. En ocasiones, suda solo en las manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...