jueves, 24 de mayo de 2012

NITRICUM ACIDUM (Acido Nítrico)

MENTALES
*** 1 Alberga un intenso odio hacia las personas que lo han ofendido; no perdona, no se conmueve ni mofifica su actitud ante ninguna explicación, disculpa o tentativa de acercamiento. Es rencoroso y tiene deseos de vengarse: es duro, inexorable, cruel y desconfiado. En contraposición a esta actitud puede ser muy compasivo del dolor ajeno, y aún afectuoso y dulce.
*** 2 Tiene una gran ansiedad por su salud, con miedo a morir (especialmente durante la fiebre) y a las enfermedades, sobre todo al cólera; es sumamente aprensivo. Tiene presentimientos de muerte, cree que está por morir, está desesperado. Sin embargo, a pesar de lo que antecede, puede llegar, en ocasiones, a estar cansado y aburrido de la vida, y tener deseos de morir, incluso con ideas de suicidio, simultáneamente con miedo a morir. Su ansiedad se acentúa o aparece al anochecer, después de comer, antes de la menstruación, por pérdidas de sueño o vigilias nocturnas, durante las tormentas (con miedo), después de defecar, pensando en la ansiedad, por esfuerzos memtales, durmiendo. Ansiedad por el futuro. Angustia por la pérdida de un amigo. Inquietud con ansiedad, después de medianoche.
** 3 Es de carácter muy irritable, especialmente cuando le hablan (lo agrava oir hablar a otros), cuando lo quieren consolar, después de mover el vientre, durante los escalofríos y hasta por sus propios erorres o por pequeñeces; su ira es violenta, y se acompaña de temblores. Tiene ataques de rabia en los que insulta, con juramentos, blasfemias e imprecaciones. Peleador, obstinado, testarudo, caprichoso (más de mañana); impetuoso. Puede llegar a tener verdaderos accesos de furia y aún de delirio rabioso, en los que salta de la cama repentinamente, y escapa. Se excita en las discusiones, y tiene violentas palpitaciones. Apurado. Impaciente.
** 4 Hay una gran hipersensibilidad a todas las impresiones externas, a los ruidos, a los sonidos agudos y penetrantes, a las voces (sobre todo masculinas), y por eso no tolera oír hablar; al ruido de agua que cae; al dolor y a que lo toquen. Se sobresalta muy fácilmente, por sustos (y se asusta muy fácilmente) o por ruidos, al dormirse y mientras duerme.

GENERALES
*** 7 Tal vez la principal característica general de este medicamento son los dolores que punzan o pinchan como astillas clavadas en la carne, especialmente por tocar, rozar, presionar o mover el sitio afectado, y que aparecen y desaparecen brusca y repentinamente, siendo, además, a predomino nocturno, ya sean óseos, articulares, musculares o en cualquier otra ubicación. "Es un gran "keynote" de Nitric Acidum, y sirve para indicarlo siempre que se lo encuentra. Requiere un toque o movimiento para producirlo o despertarlo. Cuando ocurre en la garganta, requiere el acto de tragar para causarlo; en el ano, el pasaje de las heces; en las úlceras, el contacto de las ropas" (Clarke). Están peor o aparecen por cambios de tiempo, de noche o durmiendo.
*** 8 Olor fétido, ofensivo: del aliento, de la saliva, de los sudores de pies y axilas, de la humedad anal, de la expectoración, de las heces, del flujo y, por sobre todo, de la orina, que tiene un intenso olor a orina de caballo.
*** 9 Sus lesiones se ubican preferentemente en los orificios del cuerpo, en la zona cutáneo mucosa (de la boca, nariz, ano, meato uretral y vagina vulva), especialmente bajo la forma de ulceraciones, fisuras y condilomas (que sangran por el menor contacto, duelen como si hubiera astillas clavadas y huelen mal) (ver Síntomas Particulares). Ulceraciones en piel y mucosas.
*** 10 Es uno de los principales medicamentos de la sífilis, de los pacientes muy mercurializados y de la sycosis. Por ambas afecciones, una de sus lesiones más características son los condilomas y verrugas, húmedos, sangrantes, con dolores punzantes (ver 7), en coliflor o pedunculados. Según Hahnemann, los dos medicamentos más útiles en la sycosis son Thuya y Nitricum Acidum.
** 11 Agravación o aparición de síntomas: por falta de sueño o vigilias prolongadas; por el viento, las tormentas, la humedad; por el aire libre; por el frío (con tendencia a tomar frío); por los cambios de tiempo o de temperatura; cuando suda; al despertar; caminando; por el contacto; de mañana, al anochecer, de noche y después de medianoche; comiendo; por las sacudidas cuando pisa; por los ruidos; por comer grasas o tomar leche; por esfuerzos, físicos o mentales; parado; por levantar los brazos; por extremos de calor o frío; en Invierno. Mejor: viajando en un vehículo (auto, tren o coche), sobre todo mentalmente. Lateralidad izquierda. Periodicidad en la aparición de algunos síntomas.
** 12 "Personas que sufren enfermedades crónicas, que se resfrían fácilmente, con tendencia a las diarreas, raramente en los que sufren de constipación" (Allen) (Clarke no comparte esta afirmación). "Pacientes muy enfermos y debilitados por sufrimientos prolongados, dolores, enfermedades, más físicos que mentales, seguidos de marcada anemia y adelgazamiento" (Kent). "Especialmente útil en personas delgadas, de fibra rígida, morochas y de cabellos y ojos negros" (Allen). Falta de calor vital. Viejos muy débiles.
** 13 Gran debilidad con temblores, por caminar, después de defecar; necesita estar acostado y se hunde en la cama; peor de mañana y al anochecer.

DESEOS Y AVERSIONES
*** 18 Desea comer: cosas no comestibles (cal, tiza, yeso, tierra, lápices, etc.); arenques; grasas; sal o alimentos salados.

PARTICULARES
** 20 Caries en los huesos del cráneo, con dolor a la presión. Sensación de constricción en la cabeza, como por un vendaje o aro metálico o yelmo, que va de oreja a oreja por el vértex. Vértigo con debilidad, náuseas o cefalea, peor caminando o sentado, mejor acostado. Erupciones extremadamente sensibles, húmedas, con pinchazos; en vertex y sienes, extendidas; pruriginosas y que sangran al rascarlas. Hinchazones inflamatorias en el cuero cabelludo, muy dolorosas, al presionarlas o tocarlas, y que se ulceran y supuran. Sensación de adormecimiento en la cabeza. Cefaleas que aparecen y se agravan de noche o de mañana al despertar; por cualquier sacudida o movimiento o por caminar pesadamente; por ruido, especialmente el rechinar y las sacudidas de los vehículos (aunque lo mejora el hecho de viajar y está peor después); son periódicas y se extienden a los ojos. Cefaleas, como un dolorimiento o presivas, peor por la presión del sombrero o acostado sobre el dolor o por la presión de la almohada o de donde apoya la cabeza. Siente la cabeza como en un torno o como si el cerebro estuviera atado. Cefaleas de mañana, con náuseas y vómitos, mejor acostado. Plenitud y pesadez en la cabeza. Calores en oleadas, con sudor cefálico. Dolores en los huesos del cráneo, peor de noche, mejor por el aire frío y viajando. Tensión; gran sensibilidad del cuero cabelludo al cepillarse el cabello. Cerebro sensible a la menor sacudida. Exóstosis.
** 21 Ojos hundidos. Dolores agudos en los ojos, pinchantes, ardientes; con lagrimeo especialmente al leer. Inflamación en los ojos: gonorreica, o por sífilis suprimida; en niños. Iritis sifilítica; recurrente. Ulcera de córnea; opacidades. Fístula lagrimal. Párpados hinchados. Le cuesta abrir los ojos a la mañana; parálisis del párpado superior. Miopía; reacción pupilar lenta. Ve manchas, redes, chispas y moscas volantes. Visión nublada; ya antes del crepúsculo, no puede leer porque no distingue las letras. Ve dobles los objetos horizontales. Fotofobia. Oftalmia pustulosa recurrente.
** 22 Dolores pinchantes o desgarrantes en los oídos al tragar; con adenopatías retroauriculares o en la mastoiditis. Otorrea fétida post escarlatinosa; secreción purulenta por abuso de mercurio. Excoriación retroauricular con prurito y supuración. Sequedad u obstrucción en los oídos. Ruidos o soplidos en los oídos; siente el eco de lo que habla; crujidos cuando come o en el desayuno. Hipoacusia después de una escarlatina o por abuso de mercurio o por hipertrofia de amígdalas, que mejora viajando en un vehículo. Lobanillo en el lóbulo de la oreja.
** 23 Nariz con la punta roja, con vesículas y escamas; prurito en las aletas nasales, con hinchazón. Pinchazos como astillas al tocarle la nariz. Epistaxis de sangre negra y líquida a la mañana, o de noche o al llorar. Siente un olor fétido en la nariz al respirar, o se lo sienten. Ozena sifilítico, con eliminación de moldes verdes cada mañana. Condilomas o grandes protuberancias blandas en las aletas nasales; verrugas. Obstrucción y sequedad nasal. Violenta coriza: con garganta dolorida, tos seca, cefalea; en la difteria; con secreción nasal excoriante de noche; acuosa al aire libre, más de noche; a veces sale solo por atrás; o es espesa, corrosiva, sanguinolenta, amarillenta y fétida. Ulceraciones dentro de la nariz. Difteria nasal.
** 24 Cara: pálida, con ojos hundidos; amarillenta, con mejillas rojas; o amarillo oscuro, casi marrón; pecas oscuras. Crujidos en las mandíbulas al masticar. Dolor desgarrante en las mejillas, con hinchazón. Labios excoriados por una saliva acre, agrietados, ulcerados, hinchados (más los superiores), con dolores como si tuviera astillas clavadas; grietas o ulceraciones en las comisuras labiales. Se le distorsiona la cara al tragar. Erupciones peribucales costrosas; escamosas en la cara, pústulas; pruriginosas en las patillas. Puntos negros en la cara. Erisipela. Forúnculos o ulceraciones en el mentón. Hinchazón dolorosa de parótidas y submaxilares. Verrugas en los labios. Cara hundida, con expresión sufriente.
** 25 Odontalgias de noche en cama, o al masticar o por algo frío o caliente. Sensación de dientes alargados. Dientes amarillos y flojos; con encias hinchadas y sangrantes, con sensación de agrandamiento. Se muerde la mejilla por dentro cuando habla o mastica; se muerde la lengua. Excoriación de toda la mucosa bucal, con dolores pinchantes. Lengua fisurada, en todas direcciones; muy sensible, con úlceras o ampollas; que arde por el menor contacto. Aliento fétido, pútrido, cadavérico. Difteria bucal, con falsas membranas de color blanco amarillento o gris amarillento. Sialorrea, con saliva songuinolenta, fétida, excoriante. Lengua blanca, verdosa o amarillenta. Gran sequedad bucal con sed ardiente. Gusto ácido. Ulceras bucales, de base lardácea, de aspecto sucio, fagedénicas, con los dolores como por astillas; sifilíticas en la lengua y en los bordes. Ránula. Gusto amargo después de comer, o dulzón.
** 26 Sensación de migas de pan en la garganta; los alimentos se le detienen allí. Amígdalas inflamadas, rojas e hinchadas, con dolores como si le clavaran astillas de madera o que se extienden a los oídos al tragar; con gran sequedad y calor en la garganta, con sensación de estar en carne viva. La deglución es muy difícil, dolorosa o imposible, especialmente los líquidos; con sensación de constricción. Difteria en las amigdalas; seudomembranas blancas en la garganta, que se extienden a la boca, labios y nariz. Mucosidades en la garganta, con frecuente carraspeo. Ulceraciones muy dolorosas, de bordes irregulares que sangran fácilmente.
*** 29 El recto y el ano son centros muy importantes de la acción del medicamento. Constipación: alternando con diarrea; las heces, duras y secas, son muy difíciles de expulsar, o los deseos son ineficaces, o la expulsión es insuficiente; o queda con la sensación de que aún hay heces en el recto; constipación dolorosa. Constricción espasmódica del ano, mientras defeca y después. Diarrea crónica en ancianos y debilitados, con heces viscosas, tenesmo, dolores y hemorragias rojo brillantes despues. Diarrea con deseos urgentes con heces mucosas, sanguinolentas o estriadas de sangre; indigeridas; negras; seguidas de gran agotamiento. Dolores exquisitos en el recto y ano mientras mueve el vientre, y después, persistiendo hasta una ó dos horas, aún si ha movido heces bladas, como si tuviera astillas clavadas, o los dolores son ardientes, cortantes, desgarrantes o punzantes. "Camina de un lado a otro en dolorosa agonía hasta una ó dos horas después de defecar" (Tyler). Fisura y fístula anales. Hemorroides procidentes, grandes y extremadamente sensibles al menor contacto, que sangran cada vez que mueve el vientre. Hemorragia anal de noche; periódica. Sensación de plenitud en el recto. Flatos fétidos. Prurito anal que se agrava por el rascado; con humedad anal. Excoriación anal por las heces; erupciones perianales. Condilomas anales. Cáncer de recto. Prolapso rectal. ** 30 Enuresis nocturna. Orina quemante o la siente fría al salir o al pasar por la uretra; marrón oscura; de olor muy fuerte, fétido, como orina de caballo; escasa; rojiza, con sedimento o arenillas rojas; con oxalato de calcio. Ardor uretral mientras orina; el chorro es delgado, como si hubiera una estrechez. Sale líquido prostático cuando tiene pensamientos eróticos ó al mover el vientre con dificultad. El meato uretral está fisurado, hinchado, rojo oscuro y con pinchazos como por astillas. Prostatitis por supresion de una blenorragia. Secreción uretral blenorrágica, purulenta, amarillenta. Ulceraciones en la uretra y en el meato, con los pinchazos característicos; chancros.
*** 31 Prurito en los genitales; excoriación en el pene o entre escroto y muslos. Caída del pelo genital. Manchas rojas con costras en el prepucio. Condilomas en el glande y prepucio, fétidos, que sangran fácilmente, sobre todo al tocarlos; en el pene, como coliflor, que duelen (como astillas clavadas) o arden, y sangran. Erupciones castrosss, sifilíticas, vesiculosas; vesículas en el pene, pruriginosas, que se ulceran; en el prepucio y debajo. Prepucio hinchado; fimosis y parafimosis. Orquitis, con dolores tironeantes. Relajación de los testículos. Chancros en el pene, prepucio y glande; ulceraciones irregulares, de bordes elevados, muy sensibles; con pinchazos como por astillas y muy fétidos. Ausencia dle deseos sexuales y erecciones; o erecciones nocturnas dolorosas. Poluciones frecuentes.
** 32 Puntadas en la vagina, de fuera adentro, caminando al aire libre o parada. Caída del pelo genital. Condilomas como coliflores en los genitales; excrecencias en el cuello uterino. Fisuras en la vulva. Prurito vulvar producido por el flujo o después de la menstruación o por el coito, peor caminando o por frío; en la vagina, voluptuoso, después del coito. Flujo acre, excoriante, marrón o verdoso, sanguinolento; o adherente o acuoso; fétido; tiñe la ropa de marrón o de amarillo, o deja manchas con bordes negros. Flujo gonorreico. Menstruaciones adelantadas y copiosas, de sangre muy oscura y espesa, con dolores como de parto o tironeo hacia abajo o como calambres; o reaparecen después de una interrupción; suprimidas. Metrorragias intermenstruales; descargas como borra de café en la menopausia o el puerperio. Ardor vaginal. Ulceras en la vagina. Nódulos duros en los senos. Atrofia de senos.
** 35 Crujidos y ruidos articulares. Caries óseas en las extremidades. Sabañones, a veces vesiculosos, en manos y pies. Sensación de constricción o vendaje en las articulaciones. Grietas en las manos, profundas y que sangran; la piel de las manos es áspera. Uñas estropeadas, curvadas; con manchas blancas; encarnadas (con el dolor característico). Dolor bajo las uñas de las manos y de los pies, como si tuviera astillas clavadas. Panadizos. Vesículas en los miembros; costras en las piernas. Exóstosis en la tibia. Temblor y debilidad en antebrazos y manos. Verrugas en los brazos y manos. Manchas cobrizas en las manos. Pies y manos siempre fríos. Las manos se duermen; y los dedos se duermen y están como muertos al aire frío. Dolores en los huesos de los miembros. Dolores e hinchazón en las articulaciones de los dedos de las manos. Dolor en los miembros inferiores de noche; en los muslos al levantarse de una silla; en las piernas; como un golpe en las rodillas; en los dedos de los pies. Dolores desgarrantes en los miembros inferiores y en los huesos, en las piernas y en la tibia, especialmente nocturnos. Violentos calambres en las pantorrillas, de noche o caminando después de estar sentado. Dolor en la rótula que le impide caminar. Sudores en manos y pies por traumatismos en la columna; fríos en las manos; bromhidrosis en los pies. Prurito en los muslos. Inquietud en las piernas. Temblores en los miembros, más de mañana. Debilidad en rodillas y tobillos al caminar. Excoriación entre los dedos de los pies. Callos. Pies sensibles, como si caminara sobre agujas.
** 37 Escalofríos de mañana, o a la tarde; antes de orinar. Oleadas de calor con sudores en las manos. Fiebre con escalofríos, con o sin sed; con tendencia a destaparse. Fiebre intermitente; con hígado hipertrofiado. Escarlatina. Sudores, noche por medio o todas las noches, especialmente en las partes en que apoya; o después de comer o por el menor esfuerzo. Los sudores son de olor fétido o ácido o a orina, humana o de caballo. Sudores excoriantes e irritantes, peor en pies y axilas.
*** 38 Piel agrietada, con grietas profundas y sangrantes; seca. Manchas marrones o rojas o marrón rojizas, cobrizas o violetas; pecas. Poros negros. Erupciones: costrosas, en placas; con secreción amarilla o supuradas; pruriginosas; sifilíticas; vesículas con pinchazos. Excoriaciones. Heridas punzantes, que se ulceran. Excrecencias; condilomas en coliflor, húmedos, sangrantes con dolores como por astillas; sifilíticos. Lupus. Ulceras que sangran y duelen como si tuviera astillas clavadas por el menor contacto; profundas o chatas; sucias y fétidas; fagedénicas; sarcomatosas o sifilíticas. Verrugas: que sangran por lavarse; grandes, pedunculadas, dentadas, húmedas, blandas, con dolores pinchantes. Lobanillos. Dolores en cicatrices antiguas al cambiar el tiempo.

COMPLEMENTARIOS:
Arsenicum Album Sepia Caladium Lac Caninum.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...