jueves, 19 de abril de 2012

MURIATICUM ACIDUM (Acido Clorhídrico)

MENTALES
** 1 Gime suave y constantemente, se queja. Triste, taciturno, irritable. Inquieto. Sufre en silencio, taciturno, como si fuera a morir. Inquietud y quejidos durante la fiebre, da vueltas en la cama. Se queja durmiendo. Habla durmiendo.
** 2 Se olvida de lo que acaba de decir. Indecisión. Inconsciencia durante la fiebre. Estupor en la escarlatina. Ideas constantes sobre hechos recientes, durante el parto. Piensa que alguien camina detrás.

GENERALES
*** 3 Estados adinámicos, generalmente con fiebre alta, rápido abatimiento y gran postración, casi paralítica, que se manifiesta en los ojos semicerrados, la mandíbula colgante y el enfermo se desliza y se hunde en la cama (hay que erguirlo y levantarlo hacia la cabecera a cada rato), con gran inquietud y congestión y, a menudo, con incontinencia de orina y materias fecales. Enferrnedades muy astenizantes, con quejidos e inconsciencia.
** 7 Mucosas secas, agrietadas, ulceradas y sangrantes, con ardor intenso y de color azulado o violeta oscuro.

PARTICULARES
** 14 Calor en la cara, con enrojecimiento ardiente de las mejillas, cuando camina al aire libre, sin sed. Mandíbula colgante. Pecas. Granitos. Forúnculos en las sienes. Labios secos, agrietados, ardientes o en carne viva; o con erupciones y costras; el inferior hinchado y arde.
*** 16 Boca seca, o profusa sialorrea. Lengua seca como el cuero, endurecida y paralizada; hinchada o atrofiada; con placas; dolorida y azulada. Pesadez de la lengua, como si estuviera hecha de plomo, lo que le impide hablar. Ulceraciones profundas de base negra, ó vesículas o pústulas, en la lengua. La boca está llena de úlceras profundas. Aftas. Aliento fétido. Nódulos duros en la lengua; epitelioma. Mucosa bucal roja, dolorosa, en carne viva; con puntos blancos. Estomatitis malignas con adenopatías. Falsas membranas. Siente la lengua muy larga.
 ** 17 Difteria con paladar y velo cubiertos de una falsa membrana; mucosa de la garganta de color rojo oscuro, hinchada y ardiente y cubierta de placas blanco grisáceas; con gran postración. Garganta seca y dolorida, como si estuviera excoriada o en carne viva. Uvula y amígdalas hinchadas. Sialorrea que debe tragar. Violento espasmo en la garganta, y se atraganta, al intentar tragar. Siente en la garganta gusto a grasa rancia, o pútrido, como a huevos podridos, con sialorrea.
** 18 Todos los alimentos tienen un gusto dulzón. Bulimia y sed excesiva. Gran sed durante los escalofríos, y sin sed durante la fiebre. Hipo. Regurgitaciones pútridas o amargas. Vómitos alimenticios, o biliosos (de noche). Sensación de vacío gástrico desde las 10 horas hasta el anochecer, que no mejora comiendo. Gastralgias contractivas, con sensación de retracción.
*** 20 Dificultad para defecar, con heces muy chicas. Diarrea con heces abundantes, oscuras o hemorrágicas, que salen involantariamente al orinar o al eliminar un flato o al moverse; no puede orinar sin mover el vientre al mismo tiempo; el paciente piensa que va a salir un flato, pero simultáneamente orina. Ano muy sensible, ardor y dolor anal, mejor por el calor o baños calientes. Hemorroides que sobresalen como un racimo de uvas, azuladas, muy sensibles y dolorosas al más mínimo contacto (con violentas puntadas), calientes, hemorrágicas; no tolera ni el contacto del papel higiénico; que aparecen repentinamente en niños; en el embarazo; salen después de orinar o defecar, después de la diarrea o caminando. El ano está muy sensible aún sin hemorroides, y peor durante la menstruación. Prolapso anal o rectal mientras orina y durante la diarrea. Prurito anal. Sale sangre negra, líquida y descompuesta; hemorragias periódicas.
** 21 Chorro débil al orinar, y sale lentamente. Debilidad de la vejiga, debe esperar un largo rato y hacer mucha fuerza hasta que sale la orina, y se le produce un prolapso rectal por el esfuerzo.
** 27 Debilidad paralítica y dolor en los hombros. Pesadez en los antebrazos, y dolor como calambres, o desgarrantes en manos y dedos. Prurito voluptuoso en las palmas. Dolor como calambre en la eminencia tenar, al escribir. Dedos fríos, pálidos y dormidos de noche, como muertos. Debilidad en los muslos con marcha vacilante. Erupción escamosa en el dorso de las manos y parte superior de los dedos. Erupción pruriginosa en los muslos. Rodillas hinchadas. Afecciones del tendón de Aquiles, con dolores muy agudos, día y noche, que le dificultan dormir y caminar. Ulceras dolorosas, ardientes y pútridas en las piernas. Pies fríos; puntas de los dedos hinchadas, rojas y ardientes. Calor ardiente en palmas y plantas.
*** 30 Fiebre tifoidea o formas típicas de la escarlatina (con petequias), o difteria, con los síntomas mentales, generales, de la boca y recto ya descriptos. Hay frío y estremecimientos en todo el cuerpo, con bostezos y desperezamientos, con calor externo y ardor en la cara, mejillas calientes y manos frías. Calor intenso durante la fiebre, con piel ardiente con tendencia a destaparse, sobre todo de noche. Sudores nocturnos, sobre todo antes de medianoche, especialmente en la cabeza y espalda. La fiebre suele acompañarse de hemorragias oscuras, coaguladas y fétidas. Fiebre amarilla.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...