martes, 27 de marzo de 2012

MEZEREUM (Daphne Mezereum)

MENTALES
*** 1 Todas las emociones parecen salir del estómago o sentirse en él; especialmente el miedo, la aprensión, las malas noticias, las sorpresas, y las siente como un vacío; como si esperara una noticia muy desagradable. El miedo parece salir del estómago o del corazón.
** 2 Indiferencia a todo y a todos a su alrededor; le parece que todo está muerto y nada le causa impresión alguna. Mira a través de la ventana por horas sin tener conciencia de lo que pasa a su alrededor. Tiene aversión a hablar, le parece mucho trabajo emitir una palabra. Indeciso. Incapaz de trabajar. Hipopondríaco, melancólico, melancolía religiosa o afecciones mentales religiosas. Gran depresión con llanto. Confusión, como si estuviera intoxicado.

GENERALES
*** 6 Afecciones de los huesos, especialmente de los huesos largos, que están inflamados e hinchados, con dolores nocturnos ardientes que van de arriba abajo; a veces después de enfermedades venéreas o por abuso de tratamientos mercuriales. Caries óseas; exóstosis; tumores que se reblandecen de dentro afuera. Sensación de distensión de los huesos. Dolores e inflamación en el periostio de los huesos largos, peor de noche en cama o por el menor contacto o en tiempo húmedo. Fístulas óseas.
** 7 Agravación (o aparición de síntomas): por el frío, por la humedad, por el tiempo frío y húmedo; por cambios bruscos de tiempo; por el calor general o de la cama; al anochecer o de noche; por el aire caliente, en una habitación calurosa, por un baño caliente (erupciones); por el tacto y la presión; por lavarse con agua fría; por el movimiento; por alimentos calientes. Mejor:al aire libre (lo desea).
** 8 Trastornos por erupciones suprimidas (afecciones en ojos, oídos, cabeza, neuralgias, etc.); cuando las erupciones aparecen, mejoran las manifestaciones internas, y viceversa.
** 9 Dolores de varias clases, con escalofríos o estremecimientos y sensibilidad al aire frío. Neuralgias. Dolores ardientes mordientes. Dolores neurálgicos ardientes después de un herpes zoster.

DESEOS Y AVERSIONES
** 13 Deseo de jamón gordo, de grasas, de bebidas frías, de café, de vino. Aversión a la carne.

PARTICULARES
*** 14 Vértigo que lo hace caer a un costado, y ve chispas. Cefaleas violentas que aparecen por la menor vejación o por erupciones suprimidas, generalmente de un solo lado o en las sienes, con gran sensibilidad por el menor contacto en el cuero cabelludo, o con escalofríos y estremecimientos, que a veces cornienza en los senos frontales (con pulsaciones) y que se agrava o aparece por esfuerzos, por hablar mucho, por el menor movimiento, por el calor; a veces con vómitos y desmayos. Dolor en los huesos del cráneo, a veces con caries óseas e hinchazón, y gran sensibilidad hasta del pelo al tacto. La cabeza está cubierta por una costra gruesa, como cuero, blanquecina, y debajo de la cual se acumula pus amarillento o blanco y espeso, irritante, que hace pegotear o apelotonar el cabello, y que, después de un tiempo, se hace fétído; a veces con gusanos. Erupciones en el cuero cabelludo: con prurito, secas o húmedas, con escamas blancas; caspa blanca. Prurito peor de noche; ardiente; peor por el rascado, que lo hace cambiar de sitio. Se duerme la cabeza de un solo lado, peor por un contacto y al anochecer. Caída del cabello a puñados; pelo pegoteado.
** 15 Ojos inflamados, con conjuntivas inyectadas y gran sequedad y presión en los ojos. Fuerte tendencia a parpadear. Sacudidas en los músculos perioculares, especialmente en el párpado superior izquierdo, que a veces se contrae espasmódicamente. Lagrimeo con ardor. Mirada fija, en un punto. Dolor en los ojos, como si fueran muy grandes o como si se los tironearan hacia atrás; a veces son punzantes, y lo obligan a frotarse los ojos; con sensación de frío. Miopía, presbicia. Miosis. Ve chispas. Neuralgia ciliar post operatoria, especialmente por extraer el ojo.
** 16 Otalgias. Erupción húmeda y pruriginosa retroauricular. Hipoacusia o sordera despus de la supresión de una erupción por medios externos, sobre todo del cuero cabelludo. Siente como si los oidos estuvieran muy abiertos y como si el aire penetrara en los conductos auditivos distendiéndolos aun más, o como si el tímpano estuviera expuesto al aire frío, con necesidad de meterse el dedo en el oido. Hipoacusia por vegetaciones adenoideas.
*** 18 Cara gris, terrosa, o pálida, o caliente y roja. Neuralgia facial tan violenta que el paciente no puede lavarse, lo aturde, y se agrava de noche, por el movimiento, al hablar y por el calor de la cama, de la comida o de la habitación y comiendo, y mejora por la presión, por el calor local o de una estufa y estando quieto en una habitación oscura; con lagrimeo y seguida de adormecimiento; generalmente de un solo lado (más el derecho) y que se extiende al oído, ojo, sien, dientes, cuello y hasta el hombro. Tironeos en la mandíbula. Dolores quemantes en los huesos de la cara o en el malar. Sacudidas dolorosas en los músculos de la mejilla derecha. Dolores ardientes después de un herpes zoster facial. Neuralgias por la supresión de una erupción. Forúnculos en la cara. Impétigo. El niño se rasca la cara constantemente, hasta dejar la piel en carne viva y sangrante; la cara está cubierta con una costra que el niño arranca constantemente, formándose grandes pústulas en esas zonas, el líquido que sale es excoriante. Costras peribucales como miel. Erupciones en la cara: costrosas (especialmente en el mentón y alrededor de la boca, amarillentas), rosácea, eczema, excoriantes o pruriginosas peor de noche y por el calor), húmedas; pústulas o vesículas. Erisipela. Labios excoriados y ardientes, aún en las comsuras; hinchados y agrietados; con dolores ardientes al tocarlos.
*** 33 La piel es el principal campo de acción de mezereum. Prurito y comezon intensísimos, intolerables, aún sin lesión vísible, peor de noche, y que cambian de sitio después de rascarse; se rasca hasta que la piel está en carne viva e hinchada, con gran ardor posterior; peor por el calor de la cama. Erupciones pruriginosas, peor de noche y por el calor, sobre todo del fuego. Erupciones vesiculosas con costras blanquecinas espesas, como tiza, especialmente en el cuero cabelludo, bajo las cuales se acumula pus blanco o amarillento, fétido e irritante, que surge a los costados de las costras al presionarlas. Costras húmedas. Eczema impetiginizado en la cara. Herpes zoster. Ulceraciones con costras gruesas, amarillas o blanquecinas, con pus espeso y amarillento debajo; con ardores o dolores excoriantes; rodeadas de vesículas ardientes como fuego y muy pruriginosas, rodeadas a su vez cada una de una aréola rojo brillante; las úlceras duelen y sangran al despegar la ropa. Forúnculos. Manchas hepáticas. Descamación de la piel, que es sensible al tacto. Ardor en la piel por los sudores. Eczema con prurito intolerable. Costras blancas y gruesas. Prurito en ancianos.

COMPLEMENTARIOS: Sulphur Sypilinum.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...