jueves, 16 de junio de 2011

FERRUM (Ferrum Metallicum -Hierro)

GENERALES
*** 7 Todo el aparato circulatorio, especialmente en lo referente a la circulación sanguínea, los vasos sanguíneos y la composición sanguínea misma, están alterados.



Los trastornos circulatorios se exteriorizan a través de irregularidades en la distribución del caudal sanguíneo, manifestada por flujos de sangre, verdaderas oleadas u orgasmos sanguíneos que suben a la cara, enrojeciéndolo fácilmente, sobre todo por la menor emoción o ejercicio o esfuerzo, por dolores o por el vino; también van al pecho, cabeza, pulmones, etc. Hay un aspecto verdaderamente, de saludable, de falsa plétora en personas, por otra parte, muy debilitadas o fácilmente agotables; con cefalea, epistaxis, disnea, etc. Se sonroja o ruboriza enseguida. Las partes rojas se ponen pálidas (labios, lengua, cara y mucosa bucal). Congestiones locales e inflamaciones con dolores pulsátiles o martilleantes. Hay una relajación de las capas musculares de los vasos sanguíneos (produciendo distensiones), ya venosos (sobre todo en la cabeza, cara y pies) originando várices, ya arteriales, con incremento de la tensión sanguínea, ruptura de las paredes debilitadas y consecutivas hemorragias en cualquier sector del organismo (nariz, pulmones, útero, etc.), con los trastornos producidos por toda pérdida de fluidos vitales. Profusas hemorragias de sangre clara o de color rojo vivo, que coagula fácilmente, con coágulos oscuros. Hemorragias en personas muy debilitadas o anémicas. Anemia con extrema palidez o decoloración de todas las mucosas, cara y labios, que enrojecen fácil, rápida e intensamente por los estímulos más leves (dolor, emoción o esfuerzo); con aspecto de falsa plétora. Anemia en jóvenes con las alteraciones circulatorias ya mencionadas. Anemia de cualquier origen, por hemorragias o deficiencias nutritivas o enfermedades graves, agotadora; del cáncer ó la sífilis. Anemia perniciosa. Hemofilia. Soplos venosos. Soplos cardíacos por anemia. Clorosis. Los vasos sanguíneos laten violentamente en cualquier parte del cuerpo.
*** 8 La modalidad más importante de Ferrum es la agravación o aparición de síntomas por el reposo, así como también por movimientos rápidos o bruscos o al comenzar el movimiento, experimentando, en cambio, una marcada mejoría por movimientos suaves, moderados, lentos y continuados ó por caminar lentamente, paseando (Puls.), aunque la debiliad lo obliga a acostarse o puede llegar a desmayarse. Pero tiene otras modalidades destacables. Está peor: sentado quieto; acostado; de noche, a medianoche y a la madrugada; por el frío; en Invierno; sudando; antes, durante ó después de la menstruación; a mediodía o a la tarde; por la luz solar; por rascarse; por comer y beber; por acalorarse. Está mejor: por el calor (excepto los dolores en el cuello, cara y dientes); en Verano; por agua fría; por café. Aversión al aire libre y a las corrientes de aire.
** 9 Debilidad general (casi paralítica). Fatiga constante y fácil incapacidad para esfuerzos prolongados. Queda postrado, a veces hasta por el solo hecho de hablar, a menudo alternando con ansiedad y temblores en todo el cuerpo. Se siente tan débil que necesita acostarse. Debilidad con aspecto florido. Debilidad: por diarrea; durante la fiebre; antes y durante la menstruación; por sudores; después de dormir; por caminar (pero mejora si lo hace lentamente). Relajación, debilidad y flaccidez de toda la musculatura, con adelgazamiento y frío. Prolapsos: de recto, vagina y útero. Parálisis por pérdida de fluidos orgánicos. Desmayos. Pérdida de fuerzas. Caquexia por nutrición y asimilación insuficientes. Mujeres débiles, delicadas, con cara muy roja. Falta de reacción. Falta de calor vital.
** 10 Trastornos: por comer huevos; por abuso de quinina; por comer grasas; por cerveza; por manteca; por bebidas frías; por fruta; por carne; por ácidos; por vinagre; por leche; por té.
** 11 Dolores violentos, desgarrantes, punzantes, presivos, paralizantes, ardientes, sobre todo de noche y, peor aún, después de medianoche, que lo obligan a levantarse y mover las partes afectadas o caminar lentamente de un lado a otro, lo que lo mejora.

PARTICULARES
*** 16 Vértigo al levantarse bruscamente de una silla o de la cama o de agacharse o al descender escaleras, mirar agua corriente o cruzar un puente, viajar en un vehículo, moverse o agacharse; con tendencia a caer hacia adelante; con la sensación como si la cabeza se inclinara hacia la derecha; con oscurecimiento de la visión, náuseas, postración y sensación de balanceo; camina como un borracho. Cefalea presiva frontal de dentro afuera, como si fuera a estallar; mejor caminando lentamente y al aire libre o presionando con la mano; peor después de levantarse a la mañana o descendiendo escaleras o por movimientos bruscos o después de la menstruación; con pies fríos. Cefalea: punzante de noche en las sienes; martilleante en la sien izquierda; del lado izquierdo con coriza, postmenstrual; en el vértex, como si le tironearan el cuero cabelludo; occipital al toser; como un peso en la nuca; con latidos sincrónicos con el pulso; por escribir. Cefalea pulsátil cada 15 o 20 días, durando 2 a 4 días; debe estar acostado; con aversión a comer o beber. La Cefalea mejora por una epistaxis. Congestión cefálica, con oleadas de sangre a la cabeza, venas dilatadas, calores,  pulsaciones como por golpes de martillo, cara roja y sensibilidad de la cabeza al tacto; peor después de medianoche y a la madrugada, mejor por presión externa; reaparece periódicamente; por supresión de la menstruación. Cabeza caliente con pies fríos. Confusión, aturdimiento, pesadez de párpados, mientras está sentado leyendo. Cefaleas en personas anémicas, debilitadas. Hidrocefalia con fontanelas abiertas y gran anemia. Caída de cabellos con dolor al tocarlos y cuero cabelludo muy sensible (debe dejar colgar los cabellos).
*** 20 En la cara pueden apreciarse objetivamente importantes características de Ferrum. Alternancia brusca de extrema palidez y de rubor de la cara. La cara, extremadamente pálida, enrojece repentinamente por la menor emoción, dolor ó esfuerzo, con gran debilidad. Cara pálida con manchas rojas ó enrojecimientos circunscriptos, a veces cada mejilla. Palidez facial: durante la menstruación; después del dolor; labios pálidos durante la menstruación o por supresión menstrual. Cara cenicienta; terrosa; verdosa; cetrina; amarillenta, sobre todo con la fiebre; de color enfermizo. Cara roja, de color rojo intenso, ardiente; sin fiebre; o durante el escalofrío y la fiebre; durante la tos y la cefalea; por vino; roja y fría. Niños con cara muy roja. Siente la cara hinchada, abotagado; edemas, especialmente en los párpados. Oleadas de calor. Venas dilatadas. Cara pálida y fría en reposo, roja y caliente por el menor movimiento. Neuralgia facial por lavarse con agua fría o por acalorarse; peor acostado, mejor irguiéndose; con intenso rubor durante los paroxismos (a veces en una mancha) y palidez en los intervalos; no puede tener la cabeza quieta.
*** 23 Hambre canina, alternando con anorexia. Saciedad fácil. Sed insaciable o ausente. Eructos o regurgitaciones después de comer; regurgita alimentos a bocanadas, sin náuseas, hasta vaciar el estómago, y  esto se repite cada vez que come. Su estómago parece un saco de cuero que no digiere. No puede comer o beber nada caliente. Presión espasmódica en el estómago por la comida o bebida; o calor y náuseas. Vómitos enseguida después de medianoche; o enseguida de haber comido (deja la mesa subitamente y vomita todo lo que comió; puede volver a sentarse y comer de nuevo) o del desayuno; por comer huevos; alimenticios; no digeridos; ácidos; por la tos; por moverse; en el embarazo; antes o durante el escalofrío y la fiebre; en el paludismo; vómitos fáciles. Niños vomitadores. Vómitos con cara muy roja. Regurgitaciones amargas por comer grasas. Hematemesis. Ardores. Palpitaciones en el epigastrio, que es sensible a la presión y al tacto.
*** 25 Diarrea frecuente, especialmente de noche, nunca dolorosa, con mucha flatulencia, peor durante o después de comer o beber; por bebidas frías; por el movimiento; por fruta. Heces acuosas con alimentos indigeridos (China), peor de noche, acampañadas de oleadas de calor y gran debilidad. Diarrea: brusca, peor de mañana; a veces involuntaria; en chorro; acre (con ardor anal); crónica; en niños, durante la dentición, peor en Verano: en tuberculosos; en el embarazo; heces como agua de arroz, frías, con sudores fríos; heces mucosanguinolentas. Constipación crónica con deseos frecuentes e ineficaces y heces duras, seguidas de contracción dolorosa del recto y dolor de espalda. Prolapso rectal, especialmente en niños. Helmintiasis: ascaris, tenias; con prurito anal de noche. Hemorroides muy salientes, sangrantes, dolorosas; o con humedad fétida.
** 28 Menstruaciones; adelantadas, copiosas, prolongadas, con cara muy roja y timbres en los oídos; a veces sangre líquida, otras negras y coagulada; con dolores en el sacro y vientre como si fueran de parto; peor por el menor movimiento. Menstruaciones pálidas, acuosas, debilitantes; intermitentes, cesan y luego reaparecen. Trastornos consecutivos a menorragias o metrorragias muy abundantes; anemia. Metrorragias oscuras, con coágulos, cara roja y venas hinchadas; en la menopausia; durante y después del parto; pasivas.  Amenorrea con hemorragias vícartantes (epistaxis, hemoptisis); con cara roja y debilidad. Vagina muy seca; está insensible durante el coito (ausencia de orgasmo) o es muy doloroso. Prolapso de vagina y útero.  Prurito vulvar. Flujo lechoso; acre; en lugar o antes de las menstruaciones. Induraciones en la vagina. Blenorragia. Ascaris en la vulva. Esterilidad. Evita el aborto.
** 29 Ronquera con garganta áspera. Respiración: caliente; oprimida; corta. Disnea y opresión como si alguien lo presionara con una mano. Le falta el aire al terminar de toser, no puede inspirar. Asma de 10 a 11 o de noche o a medianoche; debe sentarse, levantarse y caminar lentamente, hablando y descubriéndose el pecho; mejor leyendo constantemente o escribiendo; mejor moviéndose; peor sentado quieto o acostado, más al anochecer, con ansiedad en el epigastrio. Neumonía; senil. Tos: por cosquilleo en la laringe o tráquea; al moverse o caminar, espasmódico, peor después de comer, vomitando todo lo que come; después de beber; peor de mañana o al anochecer hasta medianoche; mejor acostado; seca o húmeda; por abuso de té, tabaco, bebidas alcohólicas; por esfuerzos; por hablar. Coqueluche, mejor comiendo un poco, pero vomita en cada acceso, con gran palidez y debilidad. Expectoración: copiosa; purulenta; pútrida; verdosa; espumosa; estriada de sangre. Hemóptisis: en tuberculosos; por esfuerzos; por pérdida de fluidos, vicariantes en amenorreas; de sangre rojo brillante, con coágulos; mejor caminando lentamente. Dolores en el tórax y occipucio al toser. Constricción y espasmos en el tórax, peor por moverse y caminar; puntadas y dolorimiento; extendidos a los omóplatos. Congestión en el tórax con palpitaciones, manos y pies fríos y debilidad. Tuberculosis pulmonar en personas rubicundas, de aspecto florido.
** 32 Dolor en los hombros, en el músculo deltoides, peor a la izquierda, reumático, con pesadez paralítica; peor en la cama (debe levantarse y andar lentamente), peor en reposo; de noche; por levantar el brazo hacia la cabeza o llevarlo hacía atrás o separar el codo del cuerpo; mejor por movimientos lentos. Crujidos en el hombro. Pinchazos nocturnos en los brazos. Irresistible deseo de flexionar el brazo (en el codo), con dolor; tiene que salir de la cama a las 2 horas. Temblor en las manos al escribir. Manos frías, rígidas, dormidas; palmas calientes; calambres en los dedos, rígidos y dormidos. Dolores violentos en la articulación de la cadera, peor de noche, mejor levántandose y caminando despacio; extendidos a la tibia. Los muslos se  duermen y están débiles, como paralizados. Gran debilidad en las rodillas y piernas, peor al caminar, mejor si lo hace despacio. Várices en las piernas, muslos y pies; durante el embarazo en las piernas. Edemas en piernas, pies y articulaciones. Calambres en las pantorrillas (de noche en cama), plantas de los pies y dedos; dolorosos. Planta de los pies calientes. Dolor en los talones. Pies fríos, rígidos, dormidos. Inquietud en los miembros. Crujidos articulares. Espasmos diurnos.
*** 34 Estremecimientos cortos, de tarde; con frío toda la noche, en la cama; con sed y cefaleas. Escalofríos intensos, con sed y cara roja, después del mediodía; de noche; a las 3 horas (al despertarse); en cama; al destaparse. Paludismo. Calor con tendencia a destaparse. Fiebre con congestión cefálica, cara roja, párpados y venas hinchados, vómitos, disnea y debilidad; sin sed. Sudores copiosos, peor de noche, en cama; peor después de medianoche; por ansiedad; por el menor movimiento durmiendo; de mañana en cama; de día al moverse; de olor fuerte; pegajosos; debilitantes; prolongados. Fiebre crónica intermitente; prolongada. Fiebre puerperal.

COMPLEMENTARIOS:
China Alumina Haramelis.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...