sábado, 18 de diciembre de 2010

BOTULINUM (Toxina del Bacillus Botulinus)

El envenenamiento producido por la toxina botulínica sugiere un cuadro de parálisis bulbar. Ptosis de los párpados, visión doble o borrosa, parálisis de la acomodación, arreflexia pupilar, estrabismo. Dificultad para tragar y respirar, se atraganta, salen líquidos por la nariz; boca seca. Mareos.

Dificultad para hablar. Debilidad e inestabilidad al caminar. Calambres en el estómago. Sed ardiente. Expresión como de máscara, por parálisis de los músculos faciales; caída de la cabeza por parálisis de los  músculos de la nuca.  Constipación severa. Disfonía. Ausencia de reflejos. Oliguria o anuria.

Debilidad en los movimientos respiratorios. Puede ser interesante pensar en su uso en casos de botulismo y Heine Medin.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...